Antes de nada, quiero aclarar rápidamente la diferencia entre fuente, tipografía, caligrafía y lettering, para saber de qué estamos hablando en todo momento. Una fuente es un tipo de letra que se usa para las páginas webs y las aplicaciones, es decir, todo lo que se accede a través de Internet. Una tipografía es un tipo de letra que se puede elegir en cualquier programa informático (Word, Photoshop…) sin necesidad de conexión a Internet, y que usamos para luego imprimirlas en cualquier soporte o para exportar una imagen con texto. La caligrafía es la letra que se escribe a mano y lettering es la letra que se dibuja.

Pues bien, hoy nos vamos a centrar en las fuentes, es decir, aquellos tipos de letras que elegís cuando diseñáis una página o una aplicación, así como cuando queréis cambiar el estilo de los mensajes que escribís en redes sociales, como Instagram o Facebook. Internet está lleno de letras bonitas, pero cada una de ellas tiene una personalidad y transmite una cosa distinta, así que vamos a ayudarte a elegir una fuente según el tono de tus comunicaciones.

Fuente de letra cursiva para mensajes íntimos y elegantes

La cursiva manuscrita es la fuente que recrea la escritura a mano, por lo tanto, es la que resulta más íntima y personal, aunque es verdad que, dependiendo de la fuente, también transmite elegancia. Es fácil de leer, lo cual es importante, así que para blogs y cuentas personales de redes sociales puede ser una buena opción, como vemos en este ejemplo:

𝐵𝒾𝑒𝓃𝓋𝑒𝓃𝒾𝒹𝑜𝓈 𝒶 𝓂𝒾 𝓁𝒶𝒹𝑜 𝓂𝒶𝓈 𝓅𝑒𝓇𝓈𝑜𝓃𝒶𝓁 𝑒 𝒾𝓃𝓉𝒾𝓂𝑜…

Por otro lado, puede servir también para cuentas de empresas pequeñas que quieren una comunicación cercana con el cliente, como tiendas de moda, floristerías, salones de belleza, ya que también transmite calidez y saber estar, como en este ejemplo:

𝓑𝓾𝓼𝓬𝓪𝓶𝓸𝓼 𝓮𝓵 𝓶𝓮𝓳𝓸𝓻 𝓵𝓸𝓸𝓴 𝓹𝓪𝓻𝓪 𝓽𝓲

Fuentes con letra romana para comunicaciones serias o históricas

La letra romana está más presente en nuestras vidas de lo que creemos. Fuentes como la Times New Roman, que venía hasta hace unos años por defecto en el Word, es un ejemplo de ello. Es un tipo de letra que transmite el peso de la historia, pero también es claras, contundente y tiene un punto sobrio y discreto. Si estos adjetivos te definen como persona, puedes utilizarla para la bio en las redes sociales, por ejemplo:

𝐅𝐄𝐎, 𝐅𝐔𝐄𝐑𝐓𝐄 𝐘 𝐅𝐎𝐑𝐌𝐀𝐋

Por otro lado, si tienes un negocio serio, como una asesoría o un despacho de abogados pero quieres añadir un toque que destaque, también puedes escoger esta fuente para tu web o tu biografía:

𝙽𝚘𝚜 𝚘𝚌𝚞𝚙𝚊𝚖𝚘𝚜 𝚍𝚎 𝚝𝚘𝚍𝚘𝚜 𝚝𝚞𝚜 𝚊𝚜𝚞𝚗𝚝𝚘𝚜 𝚙𝚊𝚛𝚊 𝚑𝚊𝚌𝚎𝚛𝚝𝚎 𝚕𝚊 𝚟𝚒𝚍𝚊 𝚖𝚊𝚜 𝚏𝚊𝚌𝚒𝚕

Fuentes con letra gótica para mensajes impactantes y artísticos

Cuidado con las fuentes de letras góticas, ya que tienen muchísimo carácter y personalidad, a parte de que no son fáciles de leer para todo el mundo. Te recomiendo que las elijas si quieres transmitir un mensaje oculto, misterioso o si tú mismo te sientes así, como por ejemplo:

𝕰𝖘𝖙𝖊 𝖊𝖘 𝖒𝖎 𝖑𝖆𝖉𝖔 𝖒𝖆𝖘 𝖔𝖘𝖈𝖚𝖗𝖔, ¿𝖙𝖊 𝖆𝖙𝖗𝖊𝖛𝖊𝖘 𝖆 𝖈𝖔𝖓𝖔𝖈𝖊𝖗𝖑𝖔?

Por otro lado, también es un tipo de letra adecuado si eres un artista del tatuaje o tienes un estudio de tattoos, por ejemplo:

𝕻𝖆𝖓𝖉𝖊𝖒𝖔𝖓𝖎𝖚𝖒, 𝖊𝖘𝖙𝖚𝖉𝖎𝖔 𝖉𝖊 𝖙𝖆𝖙𝖙𝖙𝖔𝖔𝖘, 𝖘𝖎𝖓𝖈𝖊 1998

Fuentes con letras de fantasía para mensajes joviales y divertidos

Si la tuya es una personalidad divertida y juguetona, entonces, elige una fuente con un tipo de letra de fantasía, que combinen varios tipos de letras con extraños símbolos y emoticonos:

👹☞ ᗪᶤ𝓿εᖇţ𝓲𝒹ᗩ Ў t€Μᶤ𝒷𝓵Ⓔ ∂εⓈDᗴ 𝓺υ𝓔 𝔫Ã℃í 😡

Por otro lado, si tienes un negocio dedicado a los niños, como un parque de juegos, una tienda de chucherías o una peluquería infantil, también puedes usar este tipo de letra para tus redes:

V͓̽E͓̽N͓̽ ͓̽A͓̽ ͓̽C͓̽H͓̽I͓̽K͓̽I͓̽L͓̽A͓̽N͓̽D͓̽ ͓̽Y͓̽ ͓̽P͓̽A͓̽S͓̽A͓̽T͓̽E͓̽L͓̽O͓̽ ͓̽E͓̽N͓̽ ͓̽G͓̽R͓̽A͓̽N͓̽D͓̽E͓̽

Hasta aquí mis consejos para elegir una fuente adecuada a tu estilo de vida o al tono de tu negocio para que no te equivoques a la hora de personalizar tus comunicaciones online.