En muchos de mis vídeos de Youtube, del canal Azahara Letras, seguramente veáis que utilizo material de bellas artes para mis trabajos de caligrafía y lettering, como rotuladores de punta de pincel, acuarelas, tintas especiales y demás.

Sin embargo, en muchos otros de mis vídeos, utilizo material escolar que podéis encontrar en cualquier papelería y que son económicos, de modo que todo el mundo pueda comprarlos para llevar a cabo sus proyectos de lettering. ¡Os voy a contar de qué materiales e tratan!

Lápices de dureza variada

Ya lo he dicho en muchas ocasiones, y no me canso de repetir, que con tan solo un lápiz podéis hacer todos los lettering que queráis, porque como bien sabéis ya, se trata de dibujar letras y el lápiz es la herramienta fundamental por la que todo el mundo debería empezar, ya sea para realizar bocetos de composiciones, ya sea para trabajos finales.

Lo mejor es que compréis lápices de dureza variada, pueden ser los míticos Staedtler de toda la vida, los negros y amarillos. Eso sí, yo siempre recomiendo utilizar el de dureza 2B, el que tiene el culito de color naranja, ya que es más blando y suave, se borra mejor, no deja marca, se pueden realizar trazos finos y gruesos y se puede difuminar un poco para las sombras (como podéis ver en el vídeo que os he puesto arriba)

Subrayadores o marcadores

Los marcadores o subrayadores, también conocidos como rotuladores fluorescentes, es una de las herramientas de material escolar que más se utilizan para lettering, ya que por un lado se pueden hacer trazos finos y gruesos, emulando un rotulador de punta de pincel. en el vídeo de arriba os explico cómo hacerlo.

Por otro lado, también se pueden utilizar para dibujar banderolas de todo tipo, para colorear letras, para decorar marcos y para muchas otras cosas, como en este otro vídeo, donde hago títulos con subrayadores:

Rotuladores normales

Los rotuladores normales, los de punta redonda que se pueden encontrar en cualquier papelería, son también unos grandes aliados en el mundo del lettering.

Además de poder dibujar el contorno de cualquier letra y rellenarlo coloreándolo, también se puede realizar falsa caligrafía, un tipo de lettering que consiste en escribir una letra o palabra y repasar hacer más grueso los trazos que van hacia abajo, como si estuviésemos escribiendo con un rotulador de punta flexible o de pincel. En el vídeo que os pongo arriba os explico cómo se hace esta técnica.

Bolígrafos de punta fina

Al igual que los lápices o los rotuladores de punta redonda, los bolígrafos de punta fina no pueden faltar en el estuche de cualquier persona que ame el lettering. Los hay de muchos grosores, desde 0.05 mm hasta 0.8 mm, normalmente, y sirven para multitud de técnicas, desde contornear las letras, hasta hacerles decoraciones de todo tipo, como rayas o puntos, también para sombras, dibujarles efectos 3D, y un largo etc. En el vídeo de arriba podéis ver 5 maneras de mejorar el lettering utilizando este tipo de bolígrafos de punta fina.

Hay muchísimos otros accesorios de material escolar que os pueden servir para el lettering, como las reglas, los transportadores de ángulos, los trazadores de círculos o de óvalos, las plantillas del alfabeto (las de plástico), entre muchos otros, pero he querido centrarme en la parte menos técnica y más artística del lettering.

Espero que este artículo os haya gustado y que la falta de recursos o del acceso a materiales de bellas artes nunca os frenen en vuestro deseo de practicar lettering, lo digo otra vez y no tengo miedo de repetirlo: ¡con un lápiz es suficiente!