Hay tantísimos rotuladores en el mercado para realizar caligrafía y lettering que nos volvemos un poco locos a la hora de decantarnos por unos u otros, y es normal. La oferta es grande, la calidad es muy variada, así como sus tipos de puntas y la intensidad y matices de sus pigmentos, por eso hoy os voy a contar cuáles son, para mí, los los mejores rotuladores de lettering del tipo Brush Pen, es decir, para realizar caligrafía con rotulador de punta de pincel (trazos finos y trazos gruesos) y para luego decorar estas letras con sombras, degradados y demás técnicas. Os lo conté en este vídeo de mi canal de Youtube Azahara Letras, pero hoy os pongo la lista por escrito:

Tombow Dual ABT (puesto nº10)

Puede extrañar que ponga los Tombow Dual ABT como los últimos de mi top 10 siendo los favoritos de muchos, pero creo que se trata de unos rotuladores para pintar, no para escribir caligrafía de trazos grueso y trazos finos. Para principiantes, personas que aún aprietan mucho en los trazos finos, la punta no es resistente y se daña mucho. El truco es inclinarla más y apretar menos. Sin embargo, sus colores son increíbles y realizan un acuarelado y un degradado como ningunos.

Zig Fudebiyori de Kuretake (puesto nº9)

Casi todo lo de la marca Kuretake es de buena calidad y me gusta, y los brush pen Zig Budebiyori no son una excepción, por eso está en mi top 10. La punta es de calidad, es duradera porque tiene cierta dureza, por eso resiste, y de tamaño medio. Si se seca, tal y como muestro en el vídeo, se puede mojar en acuarela de un tono parecido y seguirá sirviendo (eso ocurre con todos los que son base al agua). Los pigmentos de este, por lo general, son atractivos.

Stained by Sharpie (puesto nº8)

Aunque este rotulador de punta de pincel es para tela, quiero incluirlo en mi top 10, así sabéis también que podéis recurrir a él si queréis realizar lettering en camisetas, bolsos o zapatillas de lona. A pesar de ser para tela, se puede utilizar en papel. Me gusta porque la punta es resistente y agradable de escribir con ella. El pigmento, eso sí, queda raro sobre papel, como rugoso.

Artline Supreme Shachihata (puesto nº7)

En el puesto número 7 tenemos los Artline Supreme de Shachihata, aunque por el nombre pensaba que era japonesa, en su web pone que es una marca europea. Me gustan sus Brush pens porque tienen una punta gruesa, flexible, es medianamente resistente y presenta un buen pigmento, aunque sin muchos matices de degradados.

Pitt Artist Pen de Faber-Castell (puesto nº6)

Faber-Castell es una gran marca alemana de todo tipo de materiales de arte, y sus Pitt Artist Brush Pen no son una excepción. Tienen una punta mediana, por si no queréis realizar caligrafías o letterings muy grandes. Es una punta resistente, aguanta bastante bien la presión de los trazos gruesos, aunque como siempre, no conviene apretar mucho. La variedad de colores es muy grande y tiene una buena relación calidad-precio.

Koi de Sakura (puesto nº5)

Aquí ya empezamos en mi TOP 5, son mis Brush Pens indispensables. Los Ko de Sakura tienen unos pigmentos de ensueño, realizan degradados naturales al escribir con ellos y se puede hacer el blending o degradado de colores entre ellos de forma fácil y agradable. Su punta se puede dañar si apretáis mucho, así que id con cuidado. Su precio es razonable.

Tombow Fudenosuke (puesto nº4)

Los Tombow Fudenosuke se han quedado fuera del Top 3, pero podrían estar perfectamente. Son rotuladores de pincel que están pensados para la caligrafía especialmente, ya que tienen una punta pequeña, rígida pero flexible, que permite hacer trazos finos muy precisos. Por otro lado, los pigmentos son algo flojos, les falta algo de vida, por eso ocupan el puesto número 4.

Edding Brush Pen 1340 (puesto nº3)

Los Edding Brush Pen me encantan por ellos mismos, pero también por su precio. Son unos rotuladores de pincel que apenas cuestan 1 € por unidad, con lo cual, tienen una relación calidad-precio excelente. La punta es de una calidad relativamente buena y, si no apretáis mucho, incluso si lo hacéis, es durarán bastante. Los colores son bonitos y hacen un degradado natural precioso, además de ser fáciles de acuarelar para llevar a cabo degradados.

Ecoline Brush Pen (puesto nº2)

Uno de los primeros que utilicé y que siempre estarán entre mis favoritos, los Ecoline, de Royal Talens. La punta es gruesa, por lo tanto, la letra tiene que ser grande, y bastante flexible. No son fáciles de dominar al principio, pero es de calidad. Además, se les quita la punta y se pueden rellenar con las tintas Ecoline. La sorpresa es que tienen otra punta en su interior, entonces, se le puede dar la vuelta si estropeáis la primera. Su pigmento tiene aspecto acuarelado y es realmente precioso, con degradado naturales.

Pentel Touch (puesto nº1)

Y por fin, mi favorito: el Pentel Touch Sign Pen. Su punta es pequeña, resistente y flexible. Aunque aprietes, no se estropea. Su trazo, aunque pequeño, es precioso, y los colores son de lo más vibrantes. La gama de colores es de infarto, empezaron por colores básicos, pero hace poco lanzaron unos colores intermedios lleno de matices. La pena es que el degradado que realizan entre sus colores no es increíble, alguna pega tenían que tener. Por lo demás… ¡Estoy enamorada de ellos!

Brush Pens añadidos a posteriori

No están en la lista tres Brush Pens que adoro, pero que los conseguí después de realizar el vídeo. Sin embargo, quiero que los tengáis en consideración, ya que son maravillosos. Se trata de estos tres, que bien podrían estar en este Top 10:

  • Zig Brushables de Kuretake
  • Mildliner Brush de Zebra
  • Stabilo Pen 68 Brush

Hasta aquí mi lista de mis rotuladores de pincel favoritos para caligrafía y para lettering. Espero que os haya servido y que me contéis cuál es vuestro favorito y por qué. ¡Espero esos comentarios!