Seguro que ya conocéis los rotuladores de pincel Tombow Dual ABT, puesto que son los más populares entre quienes practican el hand lettering y la caligrafía con pincel o Brush Calligraphy y que estáis aquí porque dudáis si merece la pena pagar los 4€ y pico que cuestan hoy en día por ellos, así que he hecho este vídeo en mi canal de Youtube Azahara Letras para tratar de esclarecer el asunto.

Lo podéis ver o, si no, seguid leyendo, ya que os lo cuento todo un pelín más abajo.

Los Tombow Dual ABT están pensados para ilustración

Reseña Tombow Dual ABT

Esto es lo primero que debemos tener en cuenta: En un principio, los rotuladores Tombow Dual ABT están pensados para ilustración y para dibujo con la técnica de la acuarela, no para hand lettering, aunque en su parte trasera estén indicados también para esta práctica.

Por lo tanto, tienen dos puntas, de ahí que se llamen Dual: por una parte tienen pincel de fieltro de punta flexible y una tinta con base al agua para sustituir el hecho de mojar un pincel en el agua y luego en la pastilla de acuarela y por la otra parte tienen un rotulador de punta redonda para dibujar los detalles y los contornos, si hacen falta.

Los colores se pueden degradar utilizando agua y se pueden mezclar o bien con agua, o bien con el rotulador blender (mezclador), el que no tiene color, todo ello pensado para la ilustración de acuarela, el manga y el stamping.

Tienen una punta flexible bastante delicada

Tombow Dual ABT no dañar la punta

Todo lo que os acabo de contar, que están pensados para ilustración o para estampar, me lleva a este punto: tienen una punta flexible de fieltro bastante delicada. Por lo tanto, en la técnica del hand lettering o de la caligrafía con pincel (Brush calligraphy) donde se aprieta para realizar los trazos gruesos, se daña fácilmente la punta, queda «despeluchada» y ya no se pueden realizar los trazos finos hacia arriba y que queden definidos.

Así pues, si los queréis usar para lettering o brush calligraphy, no podéis apretar, seguid leyendo para averiguar cómo hay que sujetarlo para no maltratar la punta.

¿Cómo conseguir que no se maltrate la punta del pincel?

Cómo no dañar punta rotulador Tombow Dual ABT en lettering

Para el trazo fino no hay problema, simplemente hay que pensar que es la punta de un pincel y que hay que hacer una línea muy fina hacia arriba. El problema viene en el trazo grueso hacia abajo: NO APRETÉIS. Si apretáis, maltratáis la punta casi al instante. Se tiene que sujetar desde más abajo, como si fuese un pincel, y bastante más inclinado, a unos 45º con respecto al folio. Estad bien atentos/as al ruido que emite, no debería chirriar, si chirría es que estáis apretando demasiado, el rotulador sufre y se queja.

El tipo de papel también influye

Papeles para rotulador Tombow Dual ABT

Hay otro factor determinante para que no se estropee la punta de los rotuladores Tombow Dual ABT y otros rotuladores de pincel con la punta flexible y de fieltro, y no es otro que el papel. Tenéis que utilizar un papel liso, suave y satinado (como el Rhodia Blank o Dotpad, los blocs o folios Oxford, el Canson XL Marker o el Bristol XL), es decir, papeles que no sean rugosos ni porosos, para que la punta se deslice bien y no haga fricción. ¡Hay papeles de mala calidad que actúan como una lija para la punta de los rotuladores!

Muy buenos pigmentos y buen degradado

Degradados para rotulador Tombow Dual ABT

Como estos rotuladores están pensados para la ilustración con acuarela, tienen unos pigmentos maravillosos, sus colores son vívidos y realmente bonitos. Además, tienen un muy buen degradado, al ser la tinta con base al agua, se mezclan fácilmente con un pincel mojado en agua, un pincel con depósito de agua, con el rotulador blender (mezclador) o con el color más claro de los que estéis utilizando. No os preocupéis, se autolimpian.

Conclusión: Entonces, ¿Merecen la pena los Tombow Dual ABT para Lettering?

Conclusión Tombow Dual ABT

Como primera conclusión os diré que no son rotuladores para principiantes en hand lettering o brush calligraphy, creo que no merece la pena que os gastéis ese dinero al principio, cuando aún no controláis bien los trazos gruesos hacia abajo con cierta inclinación y sin apretar demasiado. Para mí, la mejor alternativa son los Lyra Aqua Brush Duo, muy parecidos en cuanto a tamaño y estilo, mucho más económicos, y os permitirán practicar hasta que dominéis la técnica, la posición y la presión. Una vez la tengáis todo controlado, tengáis un nivel intermedio o sois profesionales, sí que merece la pena comprarlos.

En cambio, para el dibujo de letras y para pintar letras con degradado de colores, es decir, la rotulación o hand lettering, así como para las ilustraciones de acuarela, sí que merecen la pena desde el primer momento. Son unos rotuladores de una gran calidad en cuanto a pigmentación y mezcla de colores, así que están 100% recomendados en ese aspecto.

Como siempre, espero que esta información os haya sido útil y que así podáis comprar el rotulador de pincel más adecuado a vuestro nivel y a vuestros objetivos. ¡Gracias por leerme y seguid practicando!