El arte del lettering consiste en dibujar letras. A menudo se utiliza con fines comerciales, para la creación de rótulos o logotipos. Es una habilidad que requiere práctica, dedicación, creatividad y, por supuesto, buenos materiales

En los últimos tiempos se ha puesto de moda el lettering, que es una forma de llevar la caligrafía a otro nivel, donde las letras no solo se escriben, sino que se dibujan explorando nuevos sentidos estéticos e incluyendo diferentes elementos ornamentales. No se trata, por tanto, tan solo de presentar las letras de forma legible, sino que se valora la creatividad al hacerlo, el diseño, su belleza y elegancia.

Sin apenas darse cuenta, los ciudadanos están expuestos cada día a una invasión constante del lettering tanto en las calles y espacios públicos en carteles, anuncios, logotipos, como en sus navegaciones por Internet, en cada página web que visitan… Las letras de la marca Disney o las de Coca-Cola, por mencionar dos muy conocidas, son un buen ejemplo de este arte. Como es el dibujo la base de estos tipos de letras tan especiales, es importante tener buenos productos para bellas artes para su práctica y conseguir los resultados deseados.

Para empezar a trabajar con el lettering, estos son algunos de los productos que se van a necesitar con toda seguridad

Materiales para explorar el lettering

El arte de transformar el alfabeto común en algo decorativo, que no pierda funcionalidad y mantenga una estética, interesante, elegante… atractiva, en cualquier caso, es conocido como Lettering. Es creado de forma individual y cada artista incorpora su sello distintivo a las formas de las letras, otorgándole su propia personalidad.

Aunque al principio puede parece que este arte está reservado a los diseñadores profesionales, la realidad es que cualquiera puede aprender. A través de videotutoriales o clases en línea se puede adquirir los conceptos básicos. Sin embargo, se debe contar al menos con los materiales básicos par su práctica, lo que incluye rotuladores, lápices o papel especiales para crear letras fluidas y bellas. 

En pinturasalfaz.com, una tienda online especializada en productos de bellas artes donde se ofrece la más amplia y variada selección de los materiales necesarios para el arte del lettering. Además, en caso de duda, se puede contactar por teléfono o WhatsApp para recibir asesoramiento personalizado.

El papel

Es la base de la creación y, a medida que se avanza en el proceso de crear letras, este elemento deberá ser de mayor calidad. Al principio se pueden usar folios y rotuladores normales para practicar, son los más económicos, pero cuando se va progresando con este proceso de aprendizaje, hará falta material que ofrezca mejores prestaciones.

En relación a las marcas de papel disponibles, que son enormes, una buena opción son los Bloc Rodhia Dotpad. Se trata de uno de los mejores papeles para practicar lettering, están marcados con diseños de cuadros o de puntitos. Para comenzar, los de puntito son los más aconsejables, ya que sirven de guía y además no se ven tantos como los de cuadros. 

Los blocs Rodhia cuentan con un papel suave que sirve tanto para lettering como para caligrafía, disponible en formato folio A4 o tamaño cuartilla para poderlo llevar a cualquier lugar.

A medida que se avanza en la caligrafía, el papel de calco se hace esencial, pues permite dibujar sobre una forma de letra para perfeccionar la técnica. Una vez que se haya adquirido algo de destreza y se sienta preparado para hacer lettering, se puede probar en un bloc de hojas de Bristol. Se trata de un papel grueso con una superficie uniforme que no rompe el flujo de las formas de las letras. Para la práctica de todo tipo de caligrafía y lettering con rotulador, el bloc Canson XL Marker es excepcional por su suavidad y su semitransparencia.

Rotuladores de pincel

Los rotuladores de la marca Tombow son algunos de los más destacados para comenzar a hacer lettering, no obstante, siempre se puede consultar con un proveedor de confianza para seguir su consejo.

Los Tombow Fudenosuke son ideales para iniciarse en la técnica de la brush calligraphy o caligrafía con rotulador de pincel, porque son más fáciles de usar que otros tipos. Cuenta con un tamaño normal tirando a pequeño, por lo que son fáciles de manejar, escriben suave y su punta es pequeña, esto facilita el control de los resultados con mayor exactitud en los primeros trazos y empezar a practicar los movimientos básicos y la formación de letras.

Hay dos modelos de estos rotuladores fudenosuke, los de punta dura y los de punta blanda. Es importante comprar los dos modelos para probar los distintos acabados que ofrecen, aunque, personalmente, prefiero el de punta dura.

Por otro lado, de esta misma marca se localizan los rotuladores con punta de pincel Tombow Dual Brush. Son uno de los más populares para practicar brush calligraphy. Son rotuladores que cuentan con dos puntas. Una de ella es la punta de un rotulador normal y la otra es una punta pincel. Con la punta normal, se puede dibujar y colorear todo tipo de letras, mientras que la punta pincel permite hacer brush calligraphy. Es importante que para utilizar este tipo de rotuladores con pincel se utilice un papel de calidad especial para caligrafía, como los mencionados en el párrafo anterior, para no estropear la punta, así como no apretar mucho para hacer los trazos gruesos, sino variar el ángulo.

Además de los mencionados, hay muchísimos más materiales y marcas para hacer lettering, los señalados son tan solo unos ejemplos. Se puede utilizar papeles de scrap, papel de acuarela, rotuladores Koi, Pentel, Ecoline, pinceles, acuarelas, masking y un sin fin de productos más que se encuentran en las tiendas especializadas en bellas artes. Espero que encuentres lo que buscas.